by Abril Albarrán c)

16 de julio de 2008

En el escritorio

un ramo de orquídeas
putrefactas
aromatizan el cuarto.

Asomas la cabeza por la ventana
para arrojar un suspiro.

Pero te asombra encontrarte
en la vereda

siendo asesinado por la apatía.

Abril Albarrán
24/Abr/08
(Publicado en Cada Chango a su Mecate
Antología del taller de Hugo Hiriart)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Holas doña abril no pues mira k si k eres una gran poeta, siempre supe k tenias un buen punto y buena imaginacion sobre ello, te kedan muy bien sigue haciendo mas poemas de estos veras k alcanzaras muchas cosas con ello,.- redoj13

Abril Albarrán dijo...

Gracias por tu apoyo sincero querido amigo. Espero que el destino nos reencuentre. Te mando un abrazo.